Testimonio María Isabel

Para Josep

Mi hija y yo teníamos una relación muy tensa. Dos o tres veces estuvimos a punto de decirle a Josep que no volviera. Nos hacía ver cosas de nuestra relación que no nos gustaban nada. Habíamos buscado apoyo antes, pero su enfoque era muy distinto.
Ahora sabemos que necesitábamos ver esas cosas para entender lo que nos pasaba. No lo veíamos, y funcionó muy bien.

-María Isabel. Madrid