Terapia Transpersonal

LA TERAPIA TRANSPERSONAL ES UN PROCESO DE AUTO-CONOCIMIENTO QUE NOS LLEVA A RECONECTAR CON ALGO SUPERIOR A NOSOTROS QUE SE MANIFIESTA A TRAVÉS DE NOSOTROS Y A TRAVÉS DE TODO CUANTO NOS RODEA.

La terapia transpersonal es un proceso de auto-conocimiento que, como su propio nombre indica, traspasa o supera la propia personalidad (o ego). El término “transpersonal” significa literalmente “más allá de la persona” o “más allá de la personalidad” y hace referencia a algo superior a nosotros que se manifiesta a través de nosotros y a través de todo cuanto nos rodea.

Desde la perspectiva de la psicología transpersonal, la persona consta de cuatro dimensiones: corporal, mental, emocional y espiritual. Esto, en culturas orientales hace siglos que lo tienen claro; sin embargo, en occidente no hemos prestado atención alguna a la dimensión espiritual del ser humano. De hecho, durante algunos siglos, no contemplamos siquiera su existencia.

Abre tu corazón.jpg

La terapia transpersonal se centra en ayudar a la persona a trascenderse a sí misma, a tomar consciencia de los patrones condicionados de comportamiento y pensamiento que conforman su personalidad, a observarlos y darse cuenta de que no solo es “eso”. En este sentido, el aumento de la auto-consciencia es uno de los objetivos de este tipo de terapia, pues no se puede cambiar nada de lo que uno no es consciente.

Otro de los objetivos, relacionado con el anterior y principal, es el de poner en contacto a la persona con la consciencia superior a partir del desarrollo de su “consciencia testigo” (o el SER), es decir: aprender a ponerse en el lugar del observador de su propia historia mental, emocional y experiencial para poder relativizar y comprender desde otro nivel de consciencia.

Pongo muchas veces este ejemplo, pero es que es muy visual y clarificador. Imagina por un momento que te encuentras perdido en un bosque y no sabes hacia dónde dirigirte para poder salir de él. Seguramente, si buscas una montaña o algún lugar un poco más alto que el lugar donde te encuentras ahora podrás divisar mejor todo el paisaje, tomar perspectiva, lo cual te ayudará a encontrar el camino de salida.

Entre las herramientas de las que se vale la terapia transpersonal, encontramos la meditación, la visualización creativa, técnicas energéticas, terapias regresivas, la respiración consciente, la escritura terapéutica, lecturas de textos, entre otras. En general, cualquier herramienta de la que disponga el terapeuta, independientemente de la corriente psicológica que venga, siempre que ayude a la persona a avanzar en el camino hacia la conexión con su ser y su desarrollo consciencial.

Desde este punto de vista, el terapeuta transpersonal es solo un acompañante para la persona en su viaje hacia el centro de sí misma para conectarse con su ser y acceder a la sabiduría interior que todos llevamos dentro.

El efecto de la terapia transpersonal en la persona se manifiesta, sobre todo, como una expansión de su consciencia, que la lleva a saberse como un ser espiritual, y no solo como un ser mental, emocional y físico. Esto le permite contemplar todas sus vivencias desde una perspectiva más elevada del nivel en el que se manifiestan y, con ello, trascenderlas, no quedarse atrapado en el dolor que pueda sentir en ellas, y ver más allá, vivirlas como manifestaciones de un aprendizaje continuo hacia un propósito más profundo y elevado: la evolución de su ser.

Cuando comprendemos desde un nivel profundo que todo lo que vivimos, aunque sea calificado como “negativo” por nuestra personalidad, tiene un regalo intrínseco para nosotros y un aprendizaje, ya nunca volvemos a vivir las dificultades del mismo modo:

“Lo espiritual transciende las creencias o credos ideológicos de carácter mental, y se manifiesta mediante una interna experiencia de totalidad y unidad. El verdadero sanador en la Terapia Transpersonal es la consciencia, porque el solo hecho de ser conscientes plenamente de algo, supone transformarlo automáticamente, sin esfuerzos particulares añadidos.

Cielo morado círculo.png

Desde esta perspectiva, la consulta de un Terapeuta Transpersonal puede considerarse como un observatorio de la propia e íntima mismidad.

Aquella persona que llega a ser capaz de darse plena cuenta de sus conductas no deseadas, adquiere de inmediato opciones de acción que disminuyen su reactividad y la convierten en una entidad más íntegra y creativa”. Jose María Doria

 
Terapia transpersonal.jpg
 

 

BIENVENIDO/A A NUESTRO BLOG

Somos Josep y Carol, somos pareja y co-fundadores de

Sobre la autora de este artículo:



Terapia transpersonal


Tienda digital


©Re-conócete