Qué son las Cartas Asociativas - Proyectivas OH y cómo te pueden ayudar

Seguro que, a veces, te resulta difícil expresar lo que te va por dentro. Nos pasa a todos en diferentes momentos de nuestra vida. Puede ser que lo que sientas, lo sientas con claridad, pero que no encuentres las palabras para expresarlo, o explicarlo. Puede ser que no esté claro para ti lo que sientes, y que no encuentres entonces la forma de aclararlo para ti mismo. Y puede ser, también, que ni siquiera sepas lo que te está yendo por dentro y, sin embargo, puede manifestarse a través de algo que dices o haces, a través de algo que piensas, o de algo que sientes, pero sin saber “de dónde viene” ni “a cuento de qué”. 

Esto también nos pasa a todos y, cuando sucede, hay cosas fuera de nosotros que nos pueden ayudar, y lo hacen porque provocan en nosotros una reacción inesperada, más bien exagerada, intensa y, con frecuencia también, que no tiene nada que ver con aquello hacia lo que reaccionamos. Cuando nos pasa esto, tenemos la oportunidad de descubrir algo que tenemos dentro y que no habíamos visto antes, algo de lo que ni siquiera éramos conscientes, porque esa reacción nuestra, en realidad, tiene que ver con lo que está dentro de nosotros y no vemos, y no con lo que, aparentemente, la ha provocado desde fuera. Es como si tuviéramos dentro una película que no sabemos que tenemos y, de repente, proyectamos esa película en algo o alguien que nos sirven de pantalla para que la veamos. 

Qué son las cartas  OH.jpg

¿Te has sentido alguna vez especialmente molesto con algún personaje de una película? O al contrario, ¿has sentido alguna vez una ternura enorme hacia un personaje de ficción, de un libro, de una película, de una serie de televisión? ¿Te has sentido alguna vez incomprensiblemente triste, o eufórica, mirando un cuadro, o una foto, o escuchando alguna pieza musical?

Cuando decidimos explorar nuestro interior, podemos utilizar este tipo de reacciones para descubrir y entender parte de lo que nos va por dentro, sin necesidad de esperar a que surja espontáneamente, ni de intentar entenderlo y explicarlo con la cabeza. Una de las herramientas que nos ayudan a hacer esto son las cartas proyectivas-asociativas OH.

Las cartas proyectivas-asociativas OH constan de dos mazos de 88 cartas cada uno. En uno de los mazos aparecen imágenes de la vida cotidiana y en el otro, palabras. Se pueden usar separadamente o combinando cartas de ambos mazos. La forma en que funcionan es muy sencilla: al ver la palabra en la carta que escoges, o la imagen, o la palabra y la imagen juntas, algo reacciona dentro de ti. No es algo que tú hayas pensado antes; es algo que surge de repente, sin que tú lo prepararas, sin que lo pensaras. En cuanto surge, puedes intentar expresarlo de la forma que puedas, hasta donde puedas, sin preocuparte de hasta qué punto tiene sentido o no, o de si es algo nuevo para ti o no. Y, a medida que vas dándote cuenta de lo que va surgiendo dentro de ti y lo vas expresando, vas descubriendo cosas de ti que, hasta ese momento, no estabas viendo. Algunas, quizá, no las habías visto nunca. Si escoges varias cartas sucesivamente, puede incluso que vayas hilvanando una historia que no te estás inventando tú, sino que estás ‘leyendo’ dentro de ti. Al ver en el exterior lo que ya hay en tu interior, te conviertes en observador o testigo de una serie de contenidos de tu propio inconsciente, traídos a la consciencia a través de su proyección sobre las cartas, que actúan como pantalla sobre la que proyectar tu película interna.

Foto original Cartas OH.jpg

Por eso se dice que las cartas OH estimulan la capacidad asociativa y evocativa, incentivando la narrativa, y que ayudan a encontrar la forma de describir los sentimientos y pensamientos que de otra forma no se consiguen expresar.  Son, pues,una herramienta muy eficaz que nos permite acceder a contenidos del inconsciente de una forma directa y rápida, además de mejorar la comunicacióndesarrollar nuestra capacidad de introspeccióny aumentar nuestra consciencia.

A través de estas cartas puedes trabajar diferentes situaciones vitales que estés viviendo en ese momento o hayas vivido antes, como el duelo, la expresión de miedos o traumas que podrían considerarse superados y no lo están, e incluso otros de los que ni siquiera eras consciente de que estaban ahí. Pueden surgir también emociones de todo tipo no expresadas aún, creencias que te limitan y todavía no te las has explicado en palabras, etc.

Sea lo que sea lo que surja, tendrá significado para ti, y ese es el significado que cuenta. Las cartas OH permiten que tú hagas tus propias interpretaciones, sin intermediarios, a diferencia de lo que ocurre con otras herramientas proyectivas como, por ejemplo, el tarot. El terapeuta, aquí, solo te ayuda a indagar en tu interior e interpretar por ti mismo lo que encuentras, a través de una serie de preguntas que te ayuden a explorarlo y expresarlo.

Nosotros las utilizamos en nuestras sesiones de terapia transpersonal, como una herramienta más que apoya y complementa nuestra labor de acompañamiento a nuestros clientes. También las empleamos en sesiones específicas, fuera de los procesos de terapia más largos, para abordar temas concretos que preocupen especialmente a las personas que acuden a nosotros buscando apoyo y acompañamiento.


 

BIENVENIDO/A A NUESTRO BLOG

Somos Josep y Carol, somos pareja y co-fundadores de

Sobre el autor de este artículo:



Terapia transpersonal


Tienda digital


©Re-conócete