¿Qué te ofrece la Astrología Psicológica?

Tu conexión con el Universo, el hecho de que tú seas parte de él y él esté dentro de ti también, es algo que puedes saber intuyéndolo, sintiéndolo, viviéndolo, no pensándolo racionalmente.

No es la cabeza la que te habla de la interconexión de todo, de la Unidad. Es tu propia voz interior, la voz de tu corazón, la voz de tu alma, la que lo comprende sin necesidad de palabras, sin que interfiera el pensamiento, y te lo dice también sin palabras, sin pensarlo. Es algo que, simplemente, sabes.

A quienes vivimos en las sociedades occidentales nos cuesta mucho más llegar a sentir este tipo de certeza. En parte, porque la religión ha ocupado, durante siglos, el espacio de la espiritualidad. En gran parte, porque llevamos también siglos dependiendo de lo que la razón, a través de la ciencia, sea capaz de ‘demostrarnos’, hasta el punto de que ha llegado a convertirse en un sustituto de la intuición, de la voz interior, de la conexión que está más allá de lo hecho, lo pensado y lo sentido.

Ese predominio arrollador de lo racional arrinconó durante siglos fuentes de saber que en otras culturas no se perdieron nunca y que, progresivamente, se van recuperando en las culturas occidentales.

La Astrología Psicológica se basa, precisamente,en la sabiduría de la voz interior del ser humano, atesorada durante miles de años, e interpretada a través de la sabiduría sobre la psique compartida con la humanidad por Carl Jung y discípulos suyos. Jung decía que

La astrología fue la primera forma de psicología y representa la suma de todos los conocimientos psicológicos de la antigüedad.

De todas las herramientas de las que dispone la Astrología Psicológica, nosotros nos centramos en el estudio e interpretación de la carta natal, una primera imagen fija de parte del ADN energético de la persona.Hay bastantes páginas en Internet y algunos programas informáticos con los que puedes conseguir tu mismo la representación visual de tu carta natal, con tan solo la fecha, hora exacta y lugar de tu nacimiento. Como ejemplo, aquí tienes la mía:

Carta natal.jpg

En mi carta natal, como en la tuya, hay una enorme cantidad de información. Si ahora tuvieras delante la tuya, acompañada de una extensa interpretación en la que tú mismo hubieras podido participar, no encontrarías en ella nada positivo o negativo, sino que te mostraría lo que podríamos llamar tu piloto automático, es decir, aquello a lo que tiendes o vas a tender siempre si no lo conoces en tu forma de estar, sentir, pensar, actuar en cualquier ámbito de tu vida. Encontrarías también representado visualmente el grado de facilidad o dificultad con la que te puedes encontrar en tu proceso de evolución consciencial a lo largo de tu vida. 

Conocer tu carta natal te permite conectar intuitivamente con aspectos de tu personalidad y aspectos transpersonales de tu presencia en este mundo durante esta vida. Te da claves para comprender formas de estar, actuar, sentir, pensar, que das por descontadas,y descubrir otras de las que no eres consciente o a las que no prestas atención. Puedes encontrar en ella respuestas a gran cantidad de preguntas sobre múltiples aspectos de tu vida como, por ejemplo: 

  • ¿qué rasgos de mí muestro a los demás desde el primer momento, y hasta qué punto coinciden con cómo me veo yo a mí mismo? (Casa 1)
  • ¿cómo tiendo a integrar en mi vida diaria las cosas que son más valiosas para mí? (Casa 2)
  • ¿cuáles son los aprendizajes inmediatos para los que tengo mayor predisposición (Casa 3), y de qué formas los puedo conjugar con formas de aprendizaje profundo sobre el sentido de la existencia (Casa 9)?
  • ¿qué características del ambiente emocional de mi familia de origen y de nuestra forma de relacionarnos he podido haber interiorizado sin darme cuenta? (Casa 4)
  • ¿de qué formas que aún no conozco podría manifestar mi creatividad en cualquier ámbito de mi vida? (Casa 5)
  • ¿qué características de mí estoy manifestando en mi trabajo, y hasta qué punto coinciden con las que podría manifestar a través de mi verdadera vocación? (Casas 6 y 10)
  • ¿qué parecen tener en común las personas con las que he mantenido relaciones muy estrechas, incluidas las de pareja? (Casa 7)
  • ¿cuál podría ser la mejor forma, para mí, de atravesar las crisis que periódicamente se dan en mi vida? (Casa 8)
  • ¿qué características de mi forma de ser, estar, actuar pueden favorecer o dificultar mis relaciones con colectivos de todo tipo? (Casa 11)
  • ¿qué aspectos de mi historia transgeneracional tengo la oportunidad de vivir y sanar? (Casa 12)

Esta serie de preguntas es un pequeño recorrido por cada una de las 12 casas de una carta natal, que representan los ámbitos de nuestra vida en los que se manifiestan nuestras energías: las de lo que hacemos (representadas por los planetas) y las de cómo lo hacemos (representadas por los signos). Cada pregunta recoge alguno de los múltiples temas con los que cada una de esas casas están relacionadas.

Stephen Arroyo, en su libro Astrología, Psicología y los Cuatro Elementos,enumera algunas de los valores que la astrología psicológica puede aportar a quienes trabajamos con ella, a nuestros clientes y, en general, a las personas que se interesan y sumergen en ella. Resumo esas páginas de su libro aquí para que puedas comprobar si alguno de ellos resuena contigo.

¿Qué te ofrece la Astrología Psicológica? .jpg

Según Arroyo, la astrología psicológica nos permite:

  1. Adquirir perspectiva y desapego de "nuestra mente y pautas del ego". La carta natal nos muestra cuáles son estas pautas que tendemos a seguir como si fueran nuestro piloto automático. Cuando ya las conocemos, podemos ser mucho más conscientes de lo que hacemos y de las opciones que siempre tenemos.
  2. Desarrollar la paciencia y cultivar la esperanza. Nos muestra que todo pasa, que lo que estamos viviendo en cada momento presente es parte de una fase, de una etapa, que dará paso a otra. 
  3. "Conocer aquello en lo que debe trabajarse." Cada fase por la que atravesamos nos pone ante una serie de tareas que nos ayudan a desarrollarnos, crecer y avanzar. 
  4. Conectarnos con nuestras propias capacidades en cada momento, en cada ciclo astrológico.
  5. Entender algunas de las llamadas "Leyes Universales": el equilibrio, la causa y efecto, lo semejante atrae y genera lo semejante, entre otras.
  6. No quedarnos atascados en una experiencia pasada, una frustración o un bloqueo. Nuestras energías, que son las energías del universo, nos llevan a avanzar, desarrollarnos, crecer.
  7. Comprender las épocas cruciales de crisis, finales y nuevos inicios, claves para nuestro crecimiento.
  8. Conocer mejor nuestro mundo interior y, como resultado, confiar más en nuestras intuiciones y en las sincronicidades.
  9. Comprender nuestra complejidad interna, la riqueza de las energías que interactúan entre sí y nos mueven. 
  10. Recuperar nuestra conexión con la naturaleza y el universo, con todo aquello que no es humano pero está ahí, a nuestro alrededor.
  11. Ayudarnos a intuir lo que olvidamos cuando encarnamos y recuperar nuestra conexión con lo transpersonal.

A medida que vas conociendo tu carta natal, puedes elegir qué hacer con el profundo conocimiento que te proporciona la astrología psicológica. Como dice el Dr. Gerhard Adler, en su introducción al libro de Liz Greene Relaciones Humanas. Un enfoque psicológico de la astrología:

 La naturaleza de la astrología es más bien la de una indicación, que bosqueja las potencialidades de una persona, y permite que el resultado final dependa de la forma en que el individuo se enfrenta con esas potencialidades y hace uso de ellas.

Nosotros exploramos a menudo nuestras propias cartas natales. Cada vez que lo hacemos, descubrimos y comprendemos algo más, y no dejaremos de hacerlo, porque la exploración de su mundo interior es el viaje interminable más apasionante que puede emprender una persona.


¿Te animas a conocer a fondo tu carta?


 

BIENVENIDO/A A NUESTRO BLOG

Somos Josep y Carol, somos pareja y co-fundadores de

Sobre el autor de este artículo:



Terapia transpersonal


Tienda digital


©Re-conócete